miércoles, enero 28, 2009

Iván Brunetti



¿No es grandioso el dolor?

8 comentarios:

Erik Proaño Muciño (Frik) dijo...

...¡oh, si!, el dolor puede ser grandioso y hasta gracioso cuando uno puede soportarlo sin caer en el azote más vil... como este amigo Brunetti, que de algún modo lo sublima... pos está suave, no conocía a este valedor contemporáneo nuestro ¡bárbaro su trabajo!
Abraxo mi Cintia...

Edgar Marmolejo dijo...

Y que si no, incluso el dolor nos hace sentir vivos y que además sin ese dolor, no apreciariamos cuando nos sentimos bien. Por cierto, me acorde de Vincent Van Gohg. Salu2.

Juanele dijo...

que bonitos dibujos del conejo enamorado, es cierto, estando uno con un dolor atravesado, el arte que uno puede realizar se alegra... y estando uno feliz, nuestro arte sufre u__u
Buscaré más de ivan brunetti, shi, es un wenazo

azagra dijo...

Hola Cintia,me alegro que aún te acuerdes de mi! jejej yo también te he enlazado...besitos! y recuerdos

Pito dijo...

Lindo blog.

Interesante estilo grafico.

Saludos

María Sánchez dijo...

EL DOLOR existe porque te han enseñado que debe haber dolor.


Saludos Cintia.


María

Choms dijo...

A como duele perder a la musa :(
Jejeje, saludos.

Cintia Bolio dijo...

Así es mi estimado Frik, es buenazo el Brunetti -te cuento que también tiene cosas muy gruexas. Ya tenía rato queriendo subir este cartel y por fin lo hice. Creo que es digno de compartirse y coincidimos en el punto de que el dolor puede sublimarse en cosas tan maravillosas como su cartel.
Abachobecho.

Salu2 Edgar, estamos de acuerdo ;)

Esa es la cosa mi estimado Juanele, cuando se sufre parece que se crea algo más intenso. Lo cual no aplica para tod@s, pero sí para much@s...

Carlos! cómo me voy a olvidar, querido amigo! Qué días los de España...Abrazotote hasta la madre patria, y gracias por el enlace! (vas a aumentar mis visitas)

Pito, qué gusto tenerte de visita otra vez, y gracias mil por las flores. Un abrazo ;)

María, qué más quisiera que estar de acuerdo contigo...Saludos

Hola Choms, gusto de leerte de nuevo por acá ;) Así es la cosa de fea, pero bueno, habrá que hacer como el conejo -sin cortar oreja.